Atención a las Infecciones Respiratorias (!)

El microorganismo respiratorio conocido como el virus de los bebés provoca una infección localizada en el sistema respiratorio y, aunque en general es de carácter leve, en determinados grupos de riesgo las consecuencias pueden revestir una mayor gravedad. Hasta ahora se creía que eran los niños nacidos de forma prematura quienes tenían más posibilidades de infectarse por virus respiratorio sincitial (VRS) ya que tienen menos defensas. Sin embargo, también los bebés con síndrome de Down que no han cumplido 24 meses tienen un riesgo mayor de infección respiratoria aguda por VRS, en comparación con niños de esa misma edad no afectados por el síndrome.
El “Estudio prospectivo de la Trisomía 21 como factor de riesgo para la infección respiratoria aguda grave por VRS”, denominado CIVIC 21,  comparó las tasas de hospitalización por infección respiratoria aguda en niños con cardiopatía congénita sin síndrome de Down y en niños con síndrome de Down con y sin cardiopatía, todos ellos menores de 24 meses. Los resultados pusieron de relieve que las hospitalizaciones por infecciones respiratorias, sobre todo por VRS, predominan en los niños con síndrome de Down. "De forma concreta, entre quienes padecen cardiopatías leves y no se han beneficiado de protocolos de inmunoprofilaxis frente al virus", explica Julián Lirio, pediatra del Hospital Niño Jesús de Madrid y coautor del estudio.
Por sus características físicas, alteraciones morfológicas de las vías respiratorias superiores e inferiores, alteraciones inmunológicas, hipertensión pulmonar o hipotonía muscular, estos niños tienen una elevada predisposición a padecer infecciones respiratorias, como bronquiolitis y neumonía por VRS. Éstas son más frecuentes y más graves que las desarrolladas por menores sin alteraciones cromosómicas de este tipo.
Los datos del CIVIC 21 apuntan a una vulnerabilidad de estos pacientes frente al virus respiratorio sincitial: un 20% de los niños con síndrome ingresaron por infección respiratoria aguda, de los que el 20,7% acabó en una unidad de cuidados intensivos pediátricos, frente a un 11% de niños sin síndrome, aunque con una cardiopatía congénita.

El estudio destaca que los menores de 24 meses de edad con síndrome de Down y cardiopatía congénita no significativa acaparan el mayor riesgo de ingreso por infección respiratoria, casi siempre debida al virus respiratorio sincitial, mientras que los niños con síndrome que no padecen este trastorno del corazón tienen un riesgo de ingreso hospitalario por infección respiratoria aguda similar a quienes padecen cardiopatía congénita (22% y 23%, respectivamente).
" Especial Atención, indago en el tema, pues mi hijo ha sido afectado por la mencionada patología" de la cual se que saldremos pronto con la ayuda de Dios!♥

Comentarios

  1. Muy interesante todos los datos que compartiste Marylin!! Lucía sufrió de bronco espasmos severos hasta casi los 3 años.
    Seguro que pronto Keryner se sentirá mucho mejor!! Les mandamos muchos besitossssss♥

    ResponderEliminar
  2. super interesante! y que util de verdad para aprender y tener conciencia de esto que afecta a nuestros hijos cuando chiquitos! excelente trabajo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos.. Yo super preocupada pues me da miedo, dicen que cuando nos atacan de frente las cosas es cuando mas interes ponemos en informarnos, pues siempre la salud de nuestros hijos es lo primordial y hay que conocer sobre todo! si tienen algun dato que me pueda ayudar pues ultimammente keyner ha tenido estas secuelas desde que tuvo la laringotraqueo bronquitis.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me Interesa tu Opinion

Entradas populares de este blog

La Fisioterapia en Niños con Síndrome de Down, no la dejemos atrás!

Síndrome de Down y la Hipoacusia.